¿Qué es la equidad de género?

¿Qué es el género?

El término  "sexo" se refiere a las diferencias biológicas entre hombres y mujeres, por ejemplo las diferencias en la contextura física, mientras que el término "género" se refiere a las funciones y derechos definidos por la sociedad. Se atribuyen conductas, formas de pensar  y colores de vestimenta según el género. Rosado o celeste según la ecografía, amarillo si no se está seguro, porque nadie viste un bebe de rosado.

Dulce, conciliadora, delicada, complaciente, sumisa, son algunas de las conductas esperadas de una “señorita”. En tanto el varón deberá resolver todo con los puños, ser agresivo, romperse las rodillas, ser dominante, emprendedor, triunfador, proveedor, y por sobre todo, nunca debe llorar ni expresar sus sentimientos.

Algunas profesiones están culturalmente ligadas al género, por ejemplo, la maestra, la enfermera, la modista, la empleada doméstica, la secretaria. Recientemente en un diario pudimos leer este titular “HACEN FALTA MÁS MÉDICOS Y ENFERMERAS” ¿No resulta chocante que se atribuya valor masculino a la profesión médica y consideración femenina a la de enfermería? Estos estereotipos de género se conocen como discriminación horizontal.

El sexo se refiere pues a las características físicas, es de origen genético y de distribución universal. Mientras tanto podemos resumir que el género se refiere a las características sociales, es aprendido por cada individuo y es propio de cada cultura. De esto inferimos que es posible re-inventar, o re-definir los criterios de feminidad y masculinidad, para promover sociedades más igualitarias.

¿Cuánto estás dispuesto/a a hacer para que esto sea posible?

Muy interesante e ilustrativo puede resultar este modelo de contrato de trabajo del año 1923

Este PPT está circulando por internet estos días y es muy ilustrativo de cómo la cultura condiciona las conducta:

Guía de la buena esposa

images (cen    descarga

Muchas veces los estereotipos de género nos juegan en contra, y nos encasillan en roles  muy arraigados socialmente, impidiéndonos por simple costumbre el disfrute de otros.

Por qué un padre debe privarse de cuidar a su hij@? O de bañarl@?>;

Por qué esas son cosas de mujeres?

 

¿Qué es la equidad de género?

Equidad es el goce equitativo de mujeres y hombres de bienes socialmente valiosos, de oportunidades, de recursos y recompensas; esto quiere decir que no es necesario que sean iguales, sino que sus oportunidades en la vida sean iguales. Y esto se aplica en muchos campos, por ejemplo el laboral, político, de la educación, en las responsabilidades familiares y domésticas, entre otros.  

El hecho de nacer y crecer como niño o niña, no debería condicionar las potencialidades personales y el ejercicio de la ciudadanía. En general a la mujer se le asigna un rol reproductivo, mientras que a los varones les compete el rol productivo. Esto conlleva además a que arbitrariamente la mujer quede en la esfera privada, mientras el hombre ocupa su lugar en el mundo público. Estas dos realidades habilitan una gran brecha en lo que refiere al acceso y control de los recursos y el poder, así como una  valoración desigual de las tareas de cada género. Por eso además, lo que le ocurre a la mujer está en la órbita “privada” y nadie lo ve.

Los permisos sociales también son diferentes, mientras al hombre se le permite y exige desarrollar proyectos personales, sociales y políticos (en el campo de la razón), a la mujer le queda reservado el mundo de los afectos y el cuidado de los otr@s.

Aún aquellas mujeres que se dedican a la ciencia, y trabajan en el ámbito público, dentro del hogar, siguen cumpliendo el rol asignado. Educan, cocinan, planchan, lavan la ropa, etc. Si un hijo/a se enferma o falta “la muchacha” ¿quien deja de ir al trabajo, el varón o la mujer?

La equidad de género es también un derecho humano que debe ser respetado ante la ley y la sociedad.

Y a esta altura nos preguntamos, ¿es más fácil la vida del varón?

Retomaremos esta reflexión más adelante.

 

Esta Comisión es la encargada de liderar el proceso hacia la implementación del Modelo de Calidad con Equidad de Género, que la Facultad de Veterinaria viene llevando adelante desde el año 2013 junto a otras 6 facultades de la UdelaR.

La obtención de este sello, promueve generar acciones que permitan acercarse a una sociedad más justa y equitativa, donde mujeres y varones de la organización tengan las mismas oportunidades.

Este modelo es una herramienta de gestión de adhesión voluntaria por parte de la organización que promueve una sociedad más justa y equitativa, donde mujeres y varones tengan las mismas oportunidades. Se entiende que la equidad de género está asociada al aprovechamiento de las competencias del personal, con la finalidad de incrementar la eficiencia y competitividad de las organizaciones al mismo tiempo que la justicia social. El sello de calidad a la que FVET prevé acceder es un reconocimiento al proceso que permite que mujeres y varones tengan las mismas oportunidades para desarrollarse laboralmente.