• Violencia Doméstica

La VIOLENCIA DOMÉSTICA y  el ABUSO EMOCIONAL son comportamientos usados por una persona en una relación para ganar control sobre la otra persona. La relación entre ambas puede ser de matrimonio, de novios, de concubinato; y se puede dar en una pareja heterosexual, gay o lesbiana.

Las víctimas pueden ser de cualquier raza, sexo o edad, religión, condición social o educación.

El 98% de los casos se da hacia las mujeres, proceso favorecido por las pautas culturales como ya mencionamos.

 

Los niños/as testigos o víctimas de violencia doméstica sufren iguales consecuencias. 

 

El reconocimiento de la Violencia Doméstica como problema social avanzó y continúa avanzando en tanto se le reconoce y aborda desde las políticas públicas y genera cierto rechazo social. Sin embargo aún no se alcanza a quebrar su legitimidad, ya que se basa en desigualdades que permanecen como lógicas instituidas, como construcciones culturales silenciadas, invisibilizadas, remitidas a lo privado.

De este modo el maltrato infantil y adolescente en el ámbito familiar, en sus diferentes expresiones físicas y emocionales, sigue siendo justificado como una forma de disciplinamiento y avalado como un "derecho" de corrección de los adultos.

 

¿Cuáles son las formas de ejercer la Violencia Doméstica?

  • Violencia Física: Acciones que comprenden desde un empujón a heridas graves o la muerte.
  • Violencia Psicológica o emocional: Acciones que llevan al daño psicológico, como criticas, burlas, acusaciones, descalificaciones.
  • Violencia Sexual: Incluye prácticas sexuales forzadas y de degradación,  de riesgo de enfermedades  de trasmisión sexual.
  • Violencia Económica y patrimonial: Excluir al otro/a de las decisiones financieras, controlar sus gastos, retener su dinero.
  • Violencia Ambiental: Prohibición de salir, trabajar, recibir visitas, dañar sus objetos queridos, o desaparecer sus documentos.

Para entender un poco más, quisimos traer algunos ejemplos. Son casos reales, de Uruguay,   y de esta época, personas que conocemos en profundidad y a las que cambiamos el nombre  para respetar su intimidad.

Son las historias de Matilde, Rosina, Victoria y Andrea. Texto anónimo: Recibí flores hoy

                          

El Crespón Negro ha sido históricamente usado como señal de duelo, o de protesta. Cuando muere una víctima de Violencia Doméstica en el país,  puedes acompañar llevándolo tú también. Además de manifestar tu dolor y descontento, estarás ayudando a sensibilizar  sobre esta tragedia cotidiana.